Tú y yo

Parece mentira que al final haya llegado la calma a mi cabeza. He pasado las últimas dos semanas dando tumbos, cabreada, histérica, llorona, miedica… en resúmen: he estado hecha un gurruño en estos días.

Y quién más lo ha pagado, a pesar de todos mis esfuerzos para que esto no fuera así para aparentar normalidad, ha sido mi novio. Últimamente he pensado bastante en cómo le está afectando a él todo esto relacionado con los abusos.

Cuando ya fui realmente consciente de que sí había pasado algo, tras pensarlo mucho, pero sobre todo por el motivo egoísta de que no podía guardarlo más dentro de mi se lo conté a mi novio, lo hice la tarde de Nochebuena. En ese momento el me abrazó, me dijo que todo iba a salir bien, que me iba a ayudar a superar todo esto, que buscaría conmigo ayuda… creo que no era consciente donde lo estaba metiendo, aunque él se empeñe en repetirme una y otra vez que él ha elegido estar conmigo.

Ha vivido conmigo los días en los que, a pesar de saber lo que había seguía negándome a mi misma, los días en los que no paraba de hacer actividades con tal de que mi cerebro no pensase, porque sabía que había recuerdos desagradables, escenas de la violación y no quería verlas.

Estuvo conmigo cuando en esos momentos en los que era imposible que hiciera cosas me cabeza se “perdía” y no me daba cuenta de lo que pasaba a mi alrededor aunque me hablasen.

Ha estado conmigo la semana que me pasé llorando sin parar porque de repente supe que toda esta historia tenía que ver conmigo, que me dolía, que me desgarraba, que sentía. Cuando pasaba del llanto a la rabia más absoluta y desaparecía.

Ha estado cuando veía que ante los demás cada vez me costaba más sonreir y mostrar mi alegría de antaño.

Ha estado ahí, y me ha visto como no me ha visto nadie, aunque él no lo sabe todo, no le muestro todo lo que guardo dentro ni todo lo que me odio, ni lo que me cuesta salir a la calle, a trabajar, que tengo que apuntar todo porque se me olvida… a pesar de todo esto que he descrito con él sigo sin mostrarme como realmente estoy y ¿por qué? pues porque no se lo merece, porque poco a poco veo que esto le está afectando, creo que él también necesita ayuda y hacerle esto me hace sentir como una mierda, él no se lo merece. No se merece estar con un sucedáneo malo de mi.

Él se merece una persona que esté ahí por él, y yo lo intento con todas mis fuerzas pero creo que no es suficiente, que siempre va a haber algo que se me escape.

Y me odio, porque estoy luchando con todas mis fuerzas y no consigo salir de esta crisis. Salgo todos los días, intento quedar con algún amigo o amiga para no encerrarme en casa lamiéndome las heridas y sigo pensando que todavía me queda mierda dentro, mucha rabia que no puedo soltar y no puedo pagarlo con nadie porque nadie tiene la culpa, la persona que me pilla más cerca para culpar soy yo, y todos los días lucho conmigo para no pagarla conmigo.

Y sonreir, sonreir, sonreir.

Y hacer como si no pasara nada.

Intentar no pagarlo con mis alumnos (el día que eso ocurra, ya tendré un motivo para dejar la educación).

Y a pesar de todo esto mi novio me dice que es ahora cuando mejor está aprendiendo a conocerme, que ahora me conoce mejor y sabe más cosas de mi, los motivos por los que actúo como lo hago. Y eso me pone peor ¿la que soy ahora es mi verdadero yo?

Ojalá que no.

¿Alguna vez habéis hecho algo tan idílico?

Advertisements

2 responses to “Tú y yo

  1. Esa eres tú, eres tu “yo” herida y que está sanando. No rechaces su ayuda, no le ocultes cosas. Él se merece tu sinceridad absoluta, precisamente para que pueda decidir libremente si quiere seguir contigo o no.
    Piensas que él se merece algo mejor, pero ¿Por qué no le dejas que eso lo decida él? Te ha demostrado que quiere luchar junto a tí, no ha salido corriendo, valora eso.

    Y por último quería decirte: “… tras pensarlo mucho, pero sobre todo por el motivo egoísta de que no podía guardarlo más dentro de mi se lo conté a mi novio…” ¿Egoista? ¿Es egoista querer sanar, ser feliz, ser sincera con él? Precisamente egoista sería que disimulases tu alegría si no la sientes, que le mostrases una máscara ante él.
    Se lo has contado porque has decidido sanar y hablar es uno de los pasos importantes.

    Te felicito por tu blog, y por los pasos que estás dando. Has iniciado un camino largo y doloroso. Y te seguiré desde el Averno.

    Un abrazo enorme.

    • Muchas gracias por tus palabras, la verdad es que me han hecho sentir un poco mejor. Valoro muchísimo todo lo que hace por mi. Será cuestión de tiempo todo este asunto, pero a partir de ahora me lo voy a tomar con más calma, que en cada momento valore lo que debo hacer en vez de adelantarme como hago siempre.
      Un beso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s